El C.D. Puntos Suspensivos tuvo sus comienzos allá por el 2002 y 2003, años en los que un grupo de personas se organizaban para jugar al fútbol sala en la pista del pabellón dos veces por semana.