Frenazo por el Covid-19

Obligados a parar por la alarma sanitaria nuestros equipos ven como el último tramo de sus competiciones se quedarán sin disputar, a falta de confirmación oficial.

Resultados aparte, los más pequeños de la casa como son nuestro BEBÉ y los PREBENJAMINES A y B como todos, también han visto cortada su progresión en cuanto a aprendizaje.

Sólo el INFANTIL de Xisco Pozo ha podido disputar su campeonato al 100% obteniendo un meritorio 5º puesto en esta primera aventura como «federado» para nuestros chicos. El balance para ellos ha sido de 5 victorias y 7 derrotas.

Al CADETE por su parte con un partido por disputar se queda con la miel en los labios, y es que los pupilos de Jesús Gómez han quedado clasificados en la 6ª posición a cinco puntos de los puestos que dan acceso a la siguiente fase. El bagaje para ellos en el que también ha sido su estreno como jugadores federados ha sido de 6 victorias, 1 empate y 8 derrotas. A destacar la faceta goleadora de Antonio Manuel Luna Rivero que con 21 dianas se encumbra como el máximo anotador del campeonato en su primer año como jugador de Fútbol Sala.

En el caso del JUVENIL y a pesar de lo arriesgado del proyecto con una plantilla corta en número de efectivos y con un gran número de jugadores recién llegado a nuestra disciplina se ha cumplido con el objetivo marcado por directiva y cuerpo técnico formando un buen grupo que también ha contribuido en entrenamientos al buen hacer del primer equipo. Con 6 victorias y 11 derrotas su clasificación a falta de tres encuentros era y es la 8ª posición y al igual que el equipo cadete contando en sus filas con el máximo artillero del campeonato: Jorge Regadera Borrego con 26 tantos en 12 partidos disputados.

El primer equipo ha sido el que más a acusado esta inesperada situación ya que los de Miguel Fernández se encontraban en un estado de forma espectacular con ocho jornadas por disputar y situado en la quinta plaza a sólo siete puntos del segundo clasificado lo que es sinónimo de play-off de ascenso a Segunda División B. Situación que invitaba al optimismo si tenemos en cuenta el dato de las últimas diecisiete jornadas donde los nuestros sumaron doce victorias.

A pesar de no conocer una versión oficial de lo que acontecerá en torno a las competiciones en el seno de la entidad ya se trabaja con la mirada puesta en la próxima temporada en la que la incertidumbre económica en cuanto a la crisis que sufren nuestros patrocinadores supondrá un hándicap que sólo podremos superar con más unidad y trabajo que nunca.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *