Una primera vuelta para el optimismo

Una vez disputado el encuentro del sábado frente a Bujalance los nuestros finalizaron la primera vuelta de la competición con un balance de siete victorias, siete derrotas y un empate en las quince jornadas disputadas.

Este bagaje lo hace estar situado en la zona media de la clasificación con 22 puntos en su casillero lo que supone una renta de 10 puntos con los puestos de descenso y una desventaja de 6 puntos respecto a la segunda plaza que da derecho a disputar el Play-Off de ascenso a Segunda División B.

El equipo vivió un antes y un después dentro de esta primera mitad de competición con cuatro derrotas en las cuatro primeras jornadas en las que bajo el mando del técnico carmonense Antonio Cánovas el equipo fue incapaz de trasmitir buenas sensaciones encajando 25 goles en contra y sólo 11 a favor, lo que trajo consigo la decisión consensuada de cambiar el rumbo del equipo con el cambio de entrenador entendiendo que era la única opción viable para que el grupo retomara el vuelo.

Directiva, jugadores incluso aficionados apostaban por un hombre de la casa, un Miguel Fernández que a pesar de su juventud y dirigir sólo una temporada a nuestro juvenil federado desprendía el carisma necesario para que todos pensaran que era la mejor apuesta posible para apuntalar el proyecto y recuperar la ilusión de una plantilla desmoralizada. Si nos adentramos en los resultados cosechados por el equipo desde su llegada podemos ver que el equipo se encuentra entre los cuatro equipos más en forma de la competición habiendo cosechado 22 puntos en las últimas once jornadas solamente superados en un punto por *Bujalance (23 puntos) *Villalba (23 puntos) y Pedrera (23 puntos). * Un partido menos

En lo que al capítulo goleador se refiere, el joven técnico gilenense se hacía cargo del equipo con una diferencia de goles de -14 llevando al equipo no sólo a reducirla si no que ha sido capaz de situar la diferencia en +1 al término de la primera vuelta. Las datos avalan al equipo en este tramo de competición con 54 goles a favor (33 como local y 21 lejos de Gilena) y sólo superado por el líder *Bujalance que a sumado 57 dianas en las últimas once fechas. *Un partido menos

La mejora defensiva también se hizo latente pasando de una media de 6,25 goles encajados/partido a la actual de 3,5 goles encajados/partido habiendo sumado un total de 39 goles en contra (21 como local y 18 de visitante). Datos en defensa que aún deben de mejorar ya que el total de 64 goles en contra nos hace ser el cuarto equipo más goleado de la primera vuelta sólo por detrás de Galaroza (89) San Juan (86) y Benalup (80).

Análisis de unos datos que invitan al optimismo de cara a lo que resta de competición y que sólo se podrán mantener o incluso mejorar con el buen trabajo diario que el equipo está realizando lo que nos situará a final de la temporada en la posición que merezcamos.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *