Bujalance ejerció de líder

Con la miel en lo labios se quedaron los nuestros esta jornada en la que tocaba recibir al incontestable líder del grupo diecisiete en tercera división que no es otro que el CD Bujalance FS.

Presupuestos a parte, los chicos de Miguel Fernández afrontaban la cita como ya hicieran frente a otros equipos llamados a pelear por el ascenso que ya salieran escaldados del Pablo Borrego Gálvez. No pintaba mal la tarde y es que los nuestros impondrían su juego durante los primeros veinte minutos de partido sabiendo contrarrestar el juego de posesión del cuadro bujalanceño y sorteando con clarividencia la presión alta de estos. Una primera mitad que rozaba la perfección y que fruto de ello el marcador se iría hasta un esperanzador 4-1 con goles de Robles por partida doble , Ángel y Fran. Momentos en los que el líder estaba a merced de los nuestros por lo que Fermín Hidalgo se veía forzado a poner en liza el juego de cinco para intentar acortar distancias antes del descanso. Lo conseguirían los visitantes tras varios intentar infructuosos yéndose al descanso con el resultado de 4-2 a nuestro favor.

No acertarían los nuestros a la hora de afrontar el inicio de la segunda mitad siendo incapaces de darle continuidad a la intensidad impuesta en el primer acto a lo que sumando el lógico arreón visitante produjo unos minutos de juego en los que «los nuestros no fueron los nuestros» y en los que «Bujalance si fue Bujalance» remontando el marcador en un abrir y cerrar de ojos. Un verdadero despropósito que cayó como un jarro de agua fría sobre una afición que veía como las opciones de «matar a otro gigante» se esfumaban y es que a pesar del intento de reacción de los nuestros ya no sería suficiente para acercarnos en el marcador a pesar de los goles de Robles y Pedro. Resultado que no hizo justicia a lo ofrecido por unos y otros durante los cuarenta minutos de partido pero que a su vez si que aclaró la contundencia de un líder que lo es de manera sólida y justa.

Malestar en el vestuario por la oportunidad perdida de seguir creciendo en la competición más si cabe por la forma de desperdiciar una renta de goles cuanto menos jugosa que debió, debe y deberá de servir para derrotar a cualquier equipo independientemente de la posición de la tabla que ocupe.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *