El líder tampoco lo para

Una nueva jornada para el primer equipo que sigo demostrando que el mal inicio de competición ya quedó muy atrás y es que el equipo ahora dirigido por Miguel Fernández ha sido capaz de revertir la situación sumando diez de los últimos doce puntos disputados.

Gilena recibía al CD Alcalá de Guadaira FS, líder de la categoría hasta la tarde del sábado y que acudía a la cita con la friolera cifra de diecinueve puntos de veintiuno posible en las siete primeras jornadas de liga.

El partido nos dejaba una primera mitad dominada por los nuestros de cabo rabo que se veía alterada al poco de comenzar con el tanto visitante a la salida de un saque de esquina cuando ya los nuestros habían disfrutado de un par de ocasiones bien resueltas por el meta visitante Miguel Ángel. No llegaría el tanto de la igualada hasta el minuto quince de partido en el que Diego realizó una bonita maniobra para deshacerse de su defensor para de fuerte disparo alojar el balón el portería panadera. Cuando parecía que el empate a uno sería el resultado con el que los equipos se marcharían al descanso llegaba una jornada de tiralineas en la que Robles Jrs. recibe el servicio de Nelson en el segundo palo para a placer poner por delante a los nuestros a escasos segundos del final de esta primera mitad.

La segunda parte se iniciaba con la misma propuesta por parte de ambas escuadras y fruto de ello Pedro ponía el 3-1 en el marcador que dio paso a una fase de toma y daca que supuso el 3-2, 4-2 (Fernando) y 4-3 en apenas cinco minutos que hacía que los pupilos de Víctor Vizuete se metieran en el encuentro a lo que los nuestros contestaron con un parcial de tres a cero con dos tantos de Robles y uno en propia meta que hacía que a falta de diez minutos para el final el marcador arrojara un «tranquilizador» 7-3 favorable a los nuestros que impusieron la defensa sobre el intento de juego de cinco de un Alcalá que se veía forzado a desistir en su idea visto el descalabro que podía sufrir. El equipo pecaría de relajación en los minutos siguientes encontrando el visitante la fórmula para engancharse de nuevo a la pelea por los puntos con dos goles mediante tiros lejanos en los que nuestra defensa no anduvo con la tensión mostrada hasta el momento y que hacía creer a los de Alcalá. Los nuestros fueron capaces de recuperar el pulso al partido aunque el lastre de las cinco faltas acumuladas no le permitía ser lo contundente en defensa como demandaba la situación. Dispondría el cuadro visitante de un tiro desde los diez metros que lanzaba fuera el capitán alcalareño que minutos después pasaba de «héroe» a «villano» para los suyos tras hacer el 7-6 a falta de dos minutos para el final y acto seguido recoger el balón del fondo de la portería para trasladarlo al punto de saque inicial, una infracción de las más absurdas pero igualmente tipificaba como amonestación que en este caso suponía la segunda para este jugador que acababa siendo expulsado. No desaprovecharían los nuestros la superioridad numérica poniendo el definitivo 8-6 que conseguía de nuevo Robles.

Partido vibrante con el que la grada se marchó orgullosa y satisfecha de los suyos al igual que el equipo se marchaba a la ducha con la convicción de que la diferencia la había marcado el aliento y apoyo de todos los presentes en el Pabellón Pablo Borrego Gálvez en la tarde del sábado. Justa victoria ante un buen rival recién descendido de Segunda División B que busca de nuevo su regreso a la categoría de bronce del Fútbol Sala Nacional y al que le deseamos mucha suerte en el resto de competición.

Los nuestros ya salían del vestuario con la mente puesta en el próximo desplazamiento a Galaroza (Huelva) correspondiente a la novena jornada de liga y que nos enfrentará a un siempre combativo Helvetia-Galaroza FS.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •