Espejismo en Triana

Difícil rival y complicado escenario el de Triana para revertir la situación en la que el equipo entraba tras la derrota en casa frente a Trigueros.

Una buena primera mitad en la que el equipo se adelantó por dos veces con goles de Fran y Robles no fue suficiente para que los nuestros llegaran al descanso con ventaja y es que el líder Olimpic castigó con dureza los escasos resquicios de una buena defensa de los de Antonio Cánovas que encajaron un gol de estrategia en un saque de banda, otro tras un posible falta no señalada que terminaba con tiro al palo y posterior remate a puerta vacía y un tercero en el que el jugador trianero remata a placer mientras que nuestra defensa reclamaba al colegiado que el balón había traspasado la linea de fondo. Con 3-2 y las espadas en todo lo alto se llegaba al tiempo de descanso.

Durante el descanso los nuestros cayeron en la «trampa» de verse capaces de batir al rival en el cuerpo a cuerpo convenciendo al cuerpo técnico para cambiar el plan trazado que se estaba desarrollando con se esperaba. Esto dio paso a una segunda mitad totalmente distinta con un Olimpic que dominó de cabo a rabo el juego, sortenando una vez tras otra una presión desordenada e ineficaz de los nuestros con del 3-2 se vieron con un marcador en contra de 6-2 que ni el juego de cinco pudo paliar. Con el juego de cinco alguna ocasión sin aprovechar y un nuevo tanto en contra tras un mal cambio realizado. Finalmente se desistía en la idea del juego de cinco lo que tampoco evitó que la renta local aumentase hasta el 9-2 con el que finalizaba el encuentro.

El inicio de liga está siendo muy duro para los nuestros que el próximo domingo reciben en casa a los vecinos del CD Águila Pedrera que con un punto en su haber tampoco han cumplido con las expectativas generadas por lo que se prevé un choque con mucho respeto entre ambos ya que el equipo que salga derrotado acusará el golpe aún más viendo la situación de ambos en la tabla clasificatoria.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *