Desacierto general

Dura golpe el sufrido en esta segunda jornada de liga frente al CD Trigueros en el que era el primer partido como local y en el que por sensaciones y trabajo la plantilla confiaba en que se convirtiera en la primera victoria de la temporada pero en el deporte y particularmente en el nuestro estos factores quedan reducidos a nada si no haces las cosas con la contundencia que se debe.

Partido equilibrado frente a un cuadro onubense que cedía la posesión a los nuestros para tratar de encontrar espacios a la espalda de los de Antonio Cánovas que no supieron ponerle temple al juego a pesar de generar bastante en veían como los de Trigueros disponían de peligrosas contras. No sería en una de estas en la que llegaría el 0-1 y sí en un golpe de fortuna para los visitantes que se adelantaban mediante un tiro que la madera escupe hacia fuera y que se introduce en la portería tras impactar en Jero. Un minuto sería lo que tardarían los nuestros en igualar el tanto inicial mediante una buena combinación entre Fernando, Jero y Fran que este último empuja a la red sin oposición. Continuó el empuje de los nuestros que enviaron dos balones a la madera pero de nuevo mazazo en forma de gol en contra con una contra perfecta remachada en el segundo palo por Adrián. Con el marcador de 1-2 se entraba en los último cinco minutos de la primera mitad lo que llevó al técnico carmonense a poner en liza el juego de cinco, toda una declaración de intenciones que a su vez puso de claro manifiesto que este partido no pasaría a los anales de la historia por la efectividad en ataque de los nuestros si no todo lo contrario. No quedaría la cosa aquí y es que a parte de ser incapaces de empatarlo ni con ocasiones a puerta vacía el equipo concedió un tiro desde los diez metros a Trigueros con el reloj en cero segundos y tras una mano tan innecesaria como absurda. No desperdiciaría Rafael Conde el regalo y subiría el 1-3 al luminoso con el que los equipos se marchaban al descanso.

Segunda mitad no varia mucho en lo que a prestaciones de unos y otro en pista y es que cuando mejor y más se atacaban los nuestros mejor contagolpeaba el equipo visitante que de nuevo en una fulgurante contra encontraba el cuarto que caía como un jarro de agua fría en el Pablo Borrego Gálvez de Gilena. Pero si algo caracteriza a nuestro equipo es la garra y el orgullo que saca en situaciones complicadas. Réplica local en los pies de Fran que de falta hacía creer a una grada poniendo el 2-4 con trece minutos por disputar. Ni siquiera el 2-5 a la salida de un saque de esquina hacía bajar los brazos a los nuestros que con dos nuevos goles en un minuto dejaba un buen escenario para los últimos cinco minutos de partido en el que los nuestros volvieron a buscar el gol con juego de cinco. Último minuto de partido y los nuestros roban un balón al portero visitante que debió de suponer el empate a cinco y que el colegiado Galbis Abascal decide señalar falta en contra pasando del supuesto 5-5 al 4-6 ya que esta falta llevaba hasta los diez metros a los onubenses que terminaban por enterrar cualquier aspiración de puntuar de los nuestros.

Con el deber de cambiar la dinámica volverán el martes a los entrenos los chicos de Antonio Cánovas que el próximo domingo tendrán una nueva oportunidad de recuperar la sonrisa aunque el rival no sea el idóneo y es que la visita en esta jornada tres será a Triana donde nos espera un Olimpic que se ha mostrado intratable en las dos primeras jornada de campeonato.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *